¿Desea un momento de absoluta relajación en un capullo de confort? En la Bulle de l’espace thermal des Eaux-Bonnes, venga a aprovechar de una piscina termal acuática y una multitud de instalaciones dedicadas al bienestar. Que sea en invierno, después de lanzarse por unas cuantas pistas, o en verano, después de un día de excursión, una cosa es segura: ¡no querrá salir del agua!

Relajación en La Bulle, balneario termal de Los Eaux-Bonnes

Pero, ¿qué es esta bonita burbuja que vemos surgir de los tejados de las Eaux-Bonnes? Enclavado en los Pirineos, este complejo termal le ofrecerá burbujas de descanso en un entorno natural. Regálese un momento de relajación en este lugar único con su confort íntimo y confidencial y venga a disfrutar de los beneficios del termalismo en plena naturaleza.

Piscinas y zonas de descanso

Podrá relajarse en el spa, arrullado por el suave chapoteo del agua termal natural de 34°. Relájese en las dos piscinas de agua termal (85 m² y 40 m²), el vaporarium o las bañeras de hidromasaje. Las duchas de chorro vigorizante ofrecen un cóctel energizante.

Una piscina de agua termal de 105 m², bancos burbujeantes, jacuzzis de río a contracorriente, una piscina infantil de 25 m² y una zona de duchas lúdicas (ducha ying-yang) realzan este momento especial. Un hammam, una sauna y una cueva musical con camas de agua y una zona de relajación le sumergirán en un nuevo mundo en el que todo es un placer.